Erecciones, mitos y tabúes en el masaje

TABUES EN EL MASAJE

Hoy quiero hablar sobre mitos y tabúes en el masaje, hay unos cuantos, este post promete así que te animo a que lo leas.

Más de una vez cuando quedo con amigos y hablamos de mi profesión, quiromasajista, estos se confunden y no saben cómo encajar bien lo que hago.

Por un lado, automáticamente piensan que me dedico a la fisioterapia, a la osteopatía o lo relacionan con la quiropraxia.

Otras veces salen los típicos comentarios sexistas que relacionan al masajista y el sexo, como si ser masajista te diera cierto erotismo por tener que tocar un cuerpo, mucho daño hace la industria pornográfica a mi profesión. 

Es por eso que me he animado a escribir este artículo sobre algunos tabúes en el masaje y leyendas urbanas que corre en torno a la profesión del masajista profesional.

¿QUÉ ES UN QUIROMASAJISTA Y QUÉ HACE?

Un quiromasajista es un profesional del masaje y en su día a día tiene que mitigar con los famosos tabúes en el masaje, sobre todo los relacionados con el masaje erótico. 

Un quiromasajista conoce diferentes formas de usar sus manos con destreza y con diferentes técnicas manuales para aliviar tus molestias, relajar tu cuerpo, armonizarlo, equilibrarlo, etc…

Un quiromasajista no es un fisioterapeuta ni está relacionado con la osteopatía.

Mucha gente relaciona al quiromasajista con el fisio y no tiene nada que ver.

El fisioterapeuta es un profesional sanitario y el quiromasajista no.

El quiromasajista ayuda a aliviar las tensiones de tus músculos, darles movilidad, flexibilidad, etc…

Lo que caracteriza a un quiromasajista es el masaje con las manos, un quiromasajista nunca usará aparatos. 

Las manos del quiromasajista son la herramienta de trabajo que usa en su día a día, ahí radica la gracia y el arte del quiromasajista, en sus manos. 

Dicho esto, un quiromasajista no es fisioterapeuta, ni cruje huesos ni nada por el estilo, su especialidad es el MASAJE. 

4 TABÚES EN EL MASAJE

He tenido que hacer primero esta aclaración porque a nadie se le ocurre pedir un masaje erótico al fisio, al osteópata o al quiropráctico, pero el quiromasajista tiene que lidiar con esto y mucho más.

Los tabúes en el masaje van desde el masaje erótico, al si te tienes que desnudar en una sesión y algunas anécdotas que me han ocurrido a mi y a compañeros de profesión.

TABÚES EN EL MASAJE, EL MASAJE ERÓTICO.

En el mundo del quiromasajista hay mucho mito y tabúes en el masaje, sobre todo relacionado con el masaje erótico.

Son muchos y muchas compañeras que están hasta la coronilla que les soliciten los famosos masajes con final feliz.

Por regla general son más las compañeras quiromasajistas las que reciben más este tipo de clientes que solicitan masajes con final feliz.

Los hombres no nos quedamos exentos, pero ellas tienen que lidiar más con este tema.

Muchos relacionan el quiromasaje con el masaje erótico cuando no tiene nada que ver o buscan el famoso masaje con final feliz. 

Hay masajistas que están especializados/as en masajes eróticos, tántricos, corporales, desnudos, etc…

No lo critico, además lo veo necesario, hay gente que necesita y prefiere estos tipos de masajes, todo mi respeto del mundo para quien lo hace y quien lo recibe. 

Además, no todos los masajes eróticos, tántricos o desnudos implican el famoso final feliz, muchos de ellos se usan para conectar con la energía sexual que a veces queda bloqueada.

Yo lo respeto, pero deberían de respetar al quiromasajista profesional que no ofrece este tipo de masajes.

Por lo tanto, un quiromasajista no hace masajes con final feliz ni eróticos, ni se le tiene que relacionar con este tipo de masaje.

El y la quiromasajista usamos nuestras manos para masajear el cuerpo y es por eso que hay personas que te dicen el típico comentario…

“¿Alguna vez has sentido algo más allá y te has excitado?”…

Un quiromasajista profesional no siente nada más allá que las tensiones de su cliente, los tejidos, las fascias, articulaciones y demás partes del cuerpo que con la palpación va conociendo lo que realmente le hace falta a la persona que está en sus manos. 

Así que si eres de los que piensa que un quiromasajista te va a aliviar tus impulsos y deseos sexuales, vas mal encaminado.

Es más, si tienes alguna erección mientras te dan un masaje tenemos un remedio que es infalible…

Seguimos hablando de tabúes en los masajes…

LA ERECCIÓN DEL CLIENTE DURANTE EL MASAJE

Esta pregunta me recuerda mucho a cuando iba a clase y salió la típica pregunta que le hicimos a la profesora.

¿Has tenido alguna vez un cliente que ha tenido una erección?

En ese momento todo el mundo se lanzó a reír en clase, pero la pregunta es más normal de lo que parece.

Gracias a la profe supimos cómo tratar esta situación en el caso de encontrarnos con un cliente erecto.

Recuerdo en aquella clase que la profe nos dijo que se nos podía dar dos casos, la erección involuntaria o la erección voluntaria.

Erección involuntaria

Este tipo de erección ocurre rara vez, pero si nos pasa no hay que alarmarse.

A veces las erecciones pueden ser el resultado del sistema nervioso al entrar en un estado de relajación.

Esta reacción fisiológica puede darse en masajes relajantes donde el cliente se olvida e incluso se queda dormido durante el masaje.

En este tipo de erecciones hay que actuar con total normalidad como si no pasara nada.

Normalmente cuando se sufren este tipo de erecciones el cliente no quiere ni que te des cuenta porque le da vergüenza y se siente incómodo. 

Si te ocurre hay que dar la máxima normalidad y parar el masaje si es necesario. 

Erección voluntaria

Este tipo de erección es la que tiene el cliente, que digámonos claro, “se pone cachondo” mientras recibe el masaje.

Como profesionales del masaje NO ERÓTICO debemos de saber qué tipo de erección tiene nuestro cliente y no alarmarnos.

Ante la duda, el método que mejor funciona para que baje la erección es aplicar más fuerza en el masaje, ir a por los puntos gatillo o cambiar la zona donde estás aplicando el masaje.

Si está decúbito supino poner al cliente en decúbito prono y listo, se acabó la erección.

Sobre todo debemos de actuar con total normalidad y no ponernos las manos a la cabeza, siempre y cuando el cliente respete el contacto físico y le hagamos saber que aquí quien toca es el/la quiromasajista y no él.

En caso de persistencia por parte del cliente, invitarle educadamente a que se baje de la camilla y se acabó la sesión.

Normalmente la erección voluntaria suele darse cuando el cliente está decubito supino. 

TABÚES EN EL MASAJE; ¿ME DESNUDO O NO ME DESNUDO PARA RECIBIR UN MASAJE? 

La respuesta es clara, no te desnudas.

No hace falta que te desnudes para recibir un masaje.

Algunas personas prefieren estar desnudas, otras usar ropa interior o pantalones deportivos o incluso hay personas que prefieren darse un masaje con la ropa puesta.

La respuesta es que no hace falta que te quites más ropa de la necesaria y en la que te sientas cómodo con el quiromasajista.

Al final se trata de que te sientas cómodo con el quiromasajista de forma natural.

Tengo clientes que prefieren quedarse desnudos porque están más cómodos, otros que se quedan en ropa interior o con ropa cómoda como chándal o pantalón corto.

El quiromasajista nunca te pedirá que te desnudes completamente.

Yo cuando voy a darme un masaje me quedo siempre en pantalón deportivo, para mi es más cómodo y para mi quiromasajista le da igual, siempre y cuando pueda acceder bien a la zona donde masajear sin ropa.

Es importante que el contacto físico entre tu cuerpo y las manos del quiromasajista estén en contacto y sin ninguna prenda de vestir por medio.

Llevar más ropa de la necesaria puede interferir en el uso de algunas técnicas empleadas por el quiromasajista.

Te recuerdo que siempre usamos lociones como aceites para untar tu cuerpo, para que nuestras manos sean más resbaladizas a la hora de aplicar el masaje y que este sea beneficioso para tu cuerpo.  

Para algunas personas quitarse la ropa crea una barrera psicológica por vergüenza, como profesionales del quiromasaje tenemos que tener en cuenta y hacer saber a nuestro cliente que estamos acostumbrados a ver y tocar todo tipo de cuerpos.

El quiromasajista, cuando ve un cuerpo no se fija en la curva o la figura dentro de un canon de belleza sino que va al grano para palpar que zonas son las más idóneas para aplicar el masaje y generar ese estado de bienestar físico y mental que produce el masaje.

¿Y SI TENGO COSQUILLAS DURANTE EL MASAJE?

Es raro que sientas cosquillas durante una sesión de masaje.

Si estás acostumbrado a recibir masajes ya sabrás de lo que hablo.

Según el tipo de masaje que recibas puedes sentir cosquillas.

Los masajes relajantes (que no eróticos) pueden producirte cosquillas ya que las técnica empleadas por el quiromasajista suelen ser pases y roces suaves antes que movimientos bruscos o presiones.

Si te entran cosquillas durante el masaje puede que te sientas incómodo pero si ocurre, el quiromasajista puede aplicar más presión para que no ocurra o saltar esa zona del cuerpo donde te produce cosquillas.

Si en tu cuerpo tienes una zona sensible que te produce cosquillas nada más con mirar, coméntale al quiromasajista antes de la sesión de forma natural para que sepa qué áreas tienes más sensibles o delicadas en tu cuerpo y así adaptar el masaje con una mayor eficacia.

La gente adora los masajes.

Pero muchas veces surgen dudas y con este artículo pretendo responder a ciertas preguntas que tienen reparos en hacer.

Además, a los que sois quiromasajistas profesionales puede serviros como ayuda para estar preparados y abordar esas situaciones con naturalidad durante una sesión de masaje, que es la mejor forma de quitarle peso al asunto.

Te puede interesar:

 

Juanpadiem

Masajista en Barcelona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.