6 Salidas profesionales del quiromasaje

salidas profesionales del quiromasaje

¡Hola de nuevo! Hoy quiero explorar contigo algunas salidas profesionales del quiromasaje.

Es posible que hayas escuchado sobre el quiromasaje y estés considerando estudiarlo, pero tengas dudas acerca de las oportunidades laborales que ofrece. Es comprensible, ya que en algún momento todos hemos pasado por eso.

Con más de cinco años de experiencia en el campo del quiromasaje, me he encontrado con muchas personas que no comprenden completamente qué implica esta práctica.

Por lo tanto, en este post, quiero compartir contigo  6 salidas profesionales del quiromasaje para ayudarte a aclarar tus dudas.

¡Comencemos!

¿Qué es el quiromasaje?

Antes de sumergirnos en las salidas profesionales del quiromasaje, es importante comprender qué es exactamente esta práctica y en qué consiste.

El quiromasaje es un conjunto de técnicas manuales empleadas por el quiromasajista con el propósito de manipular los tejidos musculares, adiposos y la piel. Su objetivo principal es aliviar dolencias, inducir un estado de relajación, reducir el estrés y promover el equilibrio del organismo.

La palabra «quiromasaje» proviene de «quiro», que significa mano en griego, y «maser», que significa amasar. De ahí que el quiromasajista utilice exclusivamente sus manos durante la sesión.

Los quiromasajistas son profesionales capacitados para realizar masajes que pueden revitalizar tu cuerpo.

Es importante destacar que el quiromasaje es solo una de las muchas técnicas de masaje disponibles, cada una con sus propias características y beneficios.

¿Dónde no puedes trabajar como quiromasajista?

Antes de adentrarnos en las posibles salidas profesionales del quiromasaje, es fundamental aclarar dónde no podrás ejercer como quiromasajista.

En España, el quiromasaje no está reconocido como una profesión sanitaria, por lo que no podrás trabajar en entornos médicos como clínicas, hospitales o centros de atención médica donde se requiera terapia física o manual para tratar lesiones, patologías o enfermedades.

Es importante desmitificar la creencia de que realizar un curso de quiromasaje te convierte en médico o fisioterapeuta; esta noción es incorrecta. El quiromasajista no forma parte del personal sanitario.

El quiromasaje se centra en el cuidado y bienestar de la salud mediante técnicas manuales de masaje, pero no se emplea para la curación o tratamiento de patologías.

Dicho esto, ahora sí, exploraremos las diversas oportunidades profesionales que ofrece el quiromasaje. 

 

Salidas profesionales del quiromasaje

Una de las oportunidades laborales más accesibles para quienes acaban de completar su formación en quiromasaje es trabajar en centros de spa.

Trabajar como quiromasajista en centros de spa

Los centros de spa incluyen balnearios, hoteles que ofrecen servicios de masaje e incluso casas rurales que brindan masajes a sus huéspedes, entre otros establecimientos.

Para trabajar como quiromasajista en centros de spa, es posible encontrar ofertas laborales que requieran experiencia previa, así como aquellas que no la exijan. Sin embargo, la mayoría de las veces te solicitarán contar con un curso de masaje o quiromasaje para desempeñarte como masajista.

El trabajo como quiromasajista en centros de spa es cada vez más solicitado, lo que brinda oportunidades profesionales interesantes para quienes se forman en este ámbito.

Trabajar como quiromasajista en centros deportivos

Otra opción laboral para los quiromasajistas es trabajar en centros deportivos, como gimnasios o clubes deportivos, donde se ofrecen servicios de masaje a los deportistas.

Es importante distinguir el papel del quiromasajista en este contexto, que consiste en proporcionar masajes para aliviar la tensión muscular y mejorar el rendimiento deportivo, de otras funciones que están fuera de su competencia, como el tratamiento de lesiones deportivas.

Es común que algunos quiromasajistas sean contratados en centros deportivos bajo la etiqueta de «quiromasajista deportivo», pero es esencial establecer claramente las responsabilidades laborales y asegurarse de que no se les asignen tareas que corresponden a profesionales sanitarios, como los fisioterapeutas.

Algunos centros deportivos pueden optar por contratar quiromasajistas en lugar de fisioterapeutas para reducir costos, pensando erróneamente que ambos profesionales pueden desempeñar las mismas funciones. Sin embargo, es importante reconocer las diferencias entre ambas profesiones y no comprometer la calidad de la atención al cliente por razones económicas

Trabajar como quiromasajista en centros de estética

Una de las opciones laborales más solicitadas en el ámbito del quiromasaje es trabajar en centros de estética y belleza.

Muchos establecimientos de este tipo buscan quiromasajistas para ofrecer servicios de masaje a sus clientes, lo que genera una alta demanda de profesionales en este campo.

En los centros de estética, es común que además del quiromasaje, se requiera conocimiento y formación en otros tipos de masajes. Cuantas más técnicas de masaje domines o te hayas formado en ellas, mayores serán tus posibilidades de ser contratado/a en estos establecimientos.

Por lo tanto, trabajar en un centro de estética puede brindarte una excelente oportunidad para aplicar tus habilidades como quiromasajista y ampliar tu experiencia en el campo del masaje.

Salidas profesionales del quiromasaje como montar tu propio centro

Muchos quiromasajistas optan por emprender y abrir su propio centro de quiromasaje apenas terminan su curso de formación.

Si estás considerando esta opción, te recomiendo trabajar primero en algún centro de masaje para familiarizarte con el funcionamiento de este tipo de negocios y adquirir experiencia antes de aventurarte por tu cuenta.

Sin embargo, hay quienes deciden lanzarse directamente y abrir su propia cabina de masaje, donde pueden ejercer el quiromasaje de manera independiente.

Es importante tener en cuenta que para montar tu propio centro de masaje, también necesitarás experiencia o conocimientos en el ámbito empresarial y de emprendimiento. Además, debes estar preparado para dedicarle tiempo y esfuerzo al proyecto, ya que administrar tu propio negocio requerirá una dedicación del 100%.

Trabajar como quiromasajista a domicilio

Numerosos quiromasajistas optan por ofrecer sus servicios a domicilio como una alternativa laboral.

Una de las principales ventajas de trabajar como quiromasajista a domicilio es que no requiere una gran inversión inicial para comenzar. Sin embargo, es fundamental contar con conocimientos en desarrollo empresarial y emprendimiento.

Aunque no tengas un local físico, es esencial abordar esta actividad como un negocio propio. Esto implica dedicar tiempo y esfuerzo a la promoción de tus servicios, la búsqueda y fidelización de clientes, así como el desarrollo de un plan estratégico para tu trabajo como quiromasajista a domicilio.

Es importante tener en cuenta que simplemente anunciarse en portales de trabajo no garantiza el éxito ni la obtención de una clientela sólida. Es necesario elaborar un plan detallado para establecer y hacer crecer tu negocio como quiromasajista a domicilio.

Trabajar como quiromasajista alquilando cabinas de masaje

Otra alternativa popular para muchos quiromasajistas es alquilar cabinas de masaje.

En varias ciudades de España, se ofrecen cabinas de masaje para alquilar por horas, días, semanas o meses.

Esta opción puede resultar beneficiosa para quienes están dando sus primeros pasos como quiromasajistas, ya que montar un centro propio puede ser arriesgado si aún no se cuenta con una clientela establecida.

Conozco personas que comenzaron su carrera como quiromasajistas alquilando salas y, una vez establecieron una sólida base de clientes, se aventuraron a abrir su propio centro de masajes. De esta manera, garantizaban tener una clientela ya establecida al inaugurar su propio espacio.

Sin embargo, alquilar una cabina de masaje también tiene sus desventajas. Por ejemplo, si reservas la cabina para un día y algunos de tus clientes cancelan, podrías terminar teniendo que cubrir los costos del alquiler

Más salidas profesionales del quiromasaje

Sin duda, hay más opciones, pero estas son las principales salidas profesionales del quiromasaje que están al alcance. En resumen, puedes trabajar como quiromasajista por tu cuenta, ya sea estableciendo tu propio negocio como autónomo o mediante una sociedad, o puedes ser contratado por una empresa.

Lo fundamental, en mi opinión, es contar con una sólida formación en quiromasaje y otras técnicas de masaje, así como adquirir experiencia tanto trabajando por cuenta propia como para otros.

Adentrarse en el mundo del quiromasaje no es sencillo y requiere habilidad técnica, experiencia y empatía hacia los demás.

Espero que este post te haya sido de utilidad si estás estudiando quiromasaje. Personalmente, cuando comencé en este ámbito, habría agradecido haber encontrado información similar a la que te he proporcionado aquí.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *