Motivos por los no me gusta el quiromasaje

no me gusta el quiromasaje

Hoy quiero contarte lo que no me gusta del quiromasaje. 

Hace poco escribí un post de lo que me gusta del quiromasaje y hoy quiero darle la vuelta a la tortilla y contarte lo que no me gusta del quiromasaje. 

Como todo en la vida, todo tiene su lado bueno y su lado malo, y ahora creo que estoy pasando por un momento en el que veo más el lado malo que el bueno, así que espero no desanimarte si eres quiromasajista. 

Una vez más quiero ser sincero escribiendo en mi diario y seguramente alguna vez te habrá pasado algo parecido. 

LO QUE NO ME GUSTA DEL QUIROMASAJE 

Miedo me da escribir este post, pero es que creo que es necesario porque seguramente no seré el único al que el quiromasaje le de algún disgusto de que otro. 

Vamos al lío. 

NO ME GUSTA DEL QUIROMASAJE PORQUE ES UN TRABAJO MUY FÍSICO

Hay gente que piensa que dar un masaje o dedicarte al quiromasaje es una forma fácil de ganar dinero, y esto no sucede así. 

O puede ser que sí, si a lo que te dedicas es a dar «masajitos» de mierda en los que no empleas fuerza y solo haces caricias. 

Hay mucho quiromasajista que mejor que se quede en su casa y no se dedique al quiromasaje.

Lo digo por experiencias que he tenido con masajes que he recibido en los que he salido igual que he entrado. 

Una de las cosas que no me gusta del quiromasaje es que es un trabajo muy físico. 

A veces he tenido semanas en las que he tenido que cerrar mi agenda de masaje porque mi cuerpo estaba tan reventado que no podía dar un masaje más. 

Esto me pasaba más al principio, cuando estaba empezando. Cada vez que daba un masaje acababa molido. 

Hubo una temporada que de tantos masajes que daba, terminé con una tendinitis en los brazos que me impedía aplicar más fuerza en los masajes. 

Te puedo asegurar que es muy frustrante ser quiromasajista y no poder aplicar masajes por culpa del cansancio y la tensión. 

Es por eso que ahora intento administrar la agenda de masajes y cuando me siento muy cargado paro un poco el ritmo, porque no quiero lesionarme. 

Muchas veces nos lesionamos por una cuestión de la postura que adoptamos mientras estamos dando un masaje. 

Hay veces que te olvidas de una buena postura y al día siguiente es normal que te duela todo el cuerpo. 

A mi me pasa, que hay veces que mientras estoy dando un masaje me olvido de la postura y termino más encorvado de lo normal aplicando maniobras en las que al día siguiente me duele todo.  

Para ello intento tomar conciencia mientras trabajo de mi postura. 


NO ME GUSTA EL QUIROMASAJE PORQUE LO CONFUNDEN CON LA FISIOTERAPIA 

Esto sucede mucho.

La gente confunde el quiromsaje con la fisioterapia.

También se suele confundir el quiromasaje con la quiropráctica o la osteopatía. 

Es importante que a la hora de ofrecer tus servicios como quiromasajista dejes claro que: 

  1. No tratas lesiones, ni las diagnósticas. 
  2. No coges gente que tenga patologías. 
  3. No crujes articulaciones. 

Esto pasa mucho.

Si quieres ser un buen quiromasajista, tendrás que aplicar buenas praxis con el quiromasaje. 

En mi caso, si alguien me pide un masaje y tiene alguna lesión o patología directamente le digo que vaya a su médico.

También suelo decir que no crujo articulaciones.

Una una vez fui a un servicio de masaje y tras la primera charla le dije a la persona que yo no crujía y le tuve que hacer una clase teórica de lo que era el quiromasaje. 

No me gusta del quiromasaje que tengas que estar explicando mil veces a la gente en qué consiste y sus beneficios. 

NO ME GUSTA EL QUIROMASAJE PORQUE NO ES CONOCIDO 

Esto viene en relación al apartado anterior. 

Al no ser una técnica de masaje conocida, el quiromasaje suele confundirse con otras ramas, técnicas o terapias que no competen al quiromasajista. 

A mucha gente le dice que eres quiromasajista y se quedan igual. 

El quiromasaje no lleva mucho tiempo entre nosotros,  pero creo que cada vez somos más los que damos voz a este conjunto de técnicas de masaje que creó el Dr. Ferrándiz

QUIROMASAJISTAS LIMITADOS

Y limitado me refiero a que legalmente no está considerado una técnica de masaje con validez científica. 

Recibir un masaje tiene muchos beneficios y está comprobado por otras ramas no científicas que realmente tiene beneficios para el cuerpo. 

El masaje se usaba desde tiempos remotos como una herramienta terapéutica. 

Por ejemplo, lo egipcios, los romanos, griegos y chinos usaban el masaje como herramienta para el beneficio del cuerpo. 

Ahora hay que comprobar si el quiromasaje tiene validez científica o no, y para ello hay estudios que determinarán que va a pasar con el quiromasaje. 

Veo normal que hagan este tipo de estudios. 

Como quiromasajistas que somos, no queremos engañar a la gente, pero sabemos que el quiromasaje tiene muchos beneficios que aunque no estén comprobados científicamente, si están demostrados en las personas que reciben un buen masaje.

Un masaje no va a hacer mal a la persona que lo recibe, rara vez tiene efectos adversos, por eso tenemos que conocer las indicaciones y contraindicaciones del masaje. 

También suelo decir a mis clientes que después del masaje pueden quedarse como al principio, cada persona reacciona de una forma diferente al masaje, es ahí donde lo científico va a tener que hacer un amplio muestreo si quiere sacar conclusiones. 

Esto da para hablar largo y tendido sobre lo científico y lo no científico. 

NO ME GUSTA LA CACERÍA DE BRUJAS

Con cacería de brujas me refiero al empeño de profesionales sanitarios que nos consideran intrusos. 

Es normal que exista esta caecería porque hay cada quiromasajista que flipas. 

Por ejemplo, no me gusta del quiromasaje que no puedes escribir ciertas palabras para vender tus masajes. 

Algunas palabras pueden ser consideradas por intrusismo profesional. 

Y repito, es normal que nos consideren intrusos, pero somos más los quiromasajistas que intentamos hacerlo bien sin meter las narices donde no nos llaman. 

Los quiromasajistas intrusos son los que: 

  1. Llaman a sus clientes pacientes. 
  2. Usan palabras con términos de la medicina. 
  3. Tratan a personas que tienen alguna lesión, enfermedad o patología como si el quiromasaje tuviese valor para todo. 
  4. Engañan a la gente y venden la moto con el quiromasaje es una técnica milagrosa. 
  5. Y puedo seguir la lista pero la dejo para otro post. 

Yo intento guardar mucho cuidado a la hora de hablar del quiromasaje porque repito: 

  1. No soy médico ni pertenezco a ninguna rama sanitaria para tratar o diagnosticar patologías. 
  2. El quiromasaje, no está comprobado científicamente sus beneficios pero sabemos que los masajes ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas y también sabemos que hay cosas que la ciencia aún no puede explicar o no se ha detenido a explicar. 

Es por eso que no me gusta del quiromasaje porque tienes que estar andando entre dos corrientes de quiromasajistas: 

  1. Los quiromasajistas que sí creen y demuestran con el quiromasaje que realmente es una herramienta beneficiosa para tratar patologías y de hecho lo hacen sin ningún pudor porque creen firmemente en su trabajo. 
  2. Los quiromasajistas que no creen que el quiromasaje sirva para tratar patologías y que se emplean simplemente en el quiromasaje como una herramienta de bienestar para las personas que reciben un masaje sin ir más lejos. 

Como he dicho anteriormente, esto da para hablar largo y tendido porque aunque parezca que más o menos está claro, te vas a encontrar de todo. 

Como quiromasajista profesional te tienes que atener a lo que dicta más o menos la norma, y digo más o menos, porque no existe a día de hoy una ley que diga lo que puede hacer o no un quiromasajista, pero lo que está claro es que los quiromasajistas no son profesionales sanitarios. 

NO ME GUSTA EL QUIROMASAJE CUANDO TE PIDEN UN MASAJE ERÓTICO 

No voy en contra del masaje erótico, de hecho pienso que tiene que ser un masaje super placentero, pero que te soliciten servicios de quiromasaje con un fin erótico o sexual es lo que no me gusta del quiromasaje. 

Esto nos sucede muy a menudo, somos muchos/as quiromasajistas que tenemos que estar lidiando con la frase típica de si hacemos masajes con final feliz, sensitivos o eróticos. 

En parte pienso que esto es debido justamente a que no existe una norma clara con el quiromasaje,  por una parte no podemos tratar lesiones ni somos sanitarios pero por otra tampoco somos los masajistas que se dedican a hacer masajes con final feliz. 

El vacío en el que se encuentra el quiromasaje hace que muchos quiromasajistas tengamos que estar lidiando con personas que solicitan otro tipo de masajes, por desconocimiento y por «el haber si cuela» un masaje con final feliz. 

A mi no se me ocurre ir al dentista y decirle que quiero una extracción con final feliz o al mecánico para que me revise los bajos bien revisados.

El quiromasaje, al no tener una norma clara y el que mucha gente no sepa lo que es, hace que se confunda con otro tipo de masajes. 

Como ves, hay cosas que me gustan del quiromasaje y otras que no me gustan del quiromasaje.

A veces me levanto diciendo que me dedicaré a otra cosa y otras veces me levanto sabiendo que hago mucho bien a las personas a través de mis manos. 

 

Puedes leer más en el Diario de un Quiromasajista

 

 

Juanpadiem

Masajista en Barcelona

¿Y a ti qué es lo que no te gusta del quiromasaje? 

Te leo en comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *