Motivos por los que me gusta el quiromasaje

Me gusta el quiromasaje

Hoy estoy un poco nostálgico y quiero recordar porqué me gusta el quiromasaje y porqué decidí estudiarlo. 

A veces es bueno recordarte a ti mismo/a el porqué te gusta el quiromasaje y hacer una breve reflexión de cuál es mi misión como quiromasajista. 

Y te preguntarás para que te sirve esta reflexión, pues no lo sé, pero espero que al menos te entretengas un rato leyendo este post. 

¿POR QUÉ ME GUSTA EL QUIROMASAJE? 

De las mil y una técnicas que podemos encontrar en el mundo del masaje, me decanté por el quiromasaje porque si quería aprender a dar masajes, la mayor oferta de formación que encontré fue de quiromasaje. 

Tuve dudas con otras técnicas de masaje, estuve mirando diferentes tipos de formación de masaje como el californiano, o el masaje thailandes, pero puse foco en el quiromasaje porque por aquel entonces veía el quiromasaje como una técnica que abarcaba multitud de disciplinas del masaje. 

Después de seis años de aquella primera formación en la que obtuve un título de quiromasajista, ahora me pregunto porqué me empeño en seguir aprendiendo y dedicándome al quiromasaje. 

Emprender como quiromasajista no es fácil y más si te pilla una pandemia de por medio, es por eso que a día de hoy escribo este post para animarme a mí mismo a seguir con mi labor como quiromasajista y para ello he de reflexionar el porqué me gusta el quiromasaje y ser quiromasajista. 

Para ello he elaborado una pequeña lista sobre lo que me gusta del quiromasaje. 


ME GUSTA EL QUIROMASAJE PORQUE AYUDO A LOS DEMÁS 

Cuando uno empieza a dar masajes como quiromasajista mil dudas te vienen a la cabeza, por muy buena formación que hayas tenido en tu academia de quiromasaje a la hora de enfrentarte a la realidad es todo un mundo, sobre todo al principio. 

Yo era un quiromasajista que pensaba que se iba a comer el mundo haciendo los mejores masajes del mundo mundial, pero me di cuenta, y sobre todo ahora, que los masajes que daba hace cinco años no tienen nada que ver con los que doy ahora.

Sí, he mejorado mucho en mis masajes y en mi servicio de masaje.

Y una de las cosas que más me gusta del quiromasaje es ayudar a los demás. 

Mi misión como quiromasajista es mejorar la calidad de vida de las personas siempre enfocado en el ámbito del bienestar porque ya sabemos que los quiromasajistas no debemos meter las narices en tratamientos, diagnósticos y patologías que competen a los profesionales sanitarios. 

ME GUSTA DEL QUIROMASAJE PORQUE HACER SENTIR BIEN A LA GENTE 

No siempre vas a conseguir hacer sentir bien a todo el mundo con una sesión de quiromasaje, aparte de tu profesionalidad, influyen muchos aspectos para que la persona a la que le des un masaje se sienta realmente bien, como pueden ser: 

  1. El espacio donde realices la sesión de quiromasaje. 
  2. La conexión que tengas con la persona que recibe el masaje. 
  3. Tu estado de ánimo, ganas e intención cuando das el masaje. 
  4. El estado de ánimo de la persona y la confianza que siente contigo. 
  5. El material que uses, aceites, materiales de calidad.
  6. El confort de la camilla, la temperatura del ambiente etc… 

Ahora que tengo un poco más de experiencia, sé lo importante que es cuidar los pequeños detalles como quiromasajista para que la persona viva una experiencia tan confortable y le guste tanto el masaje que vuelva a repetir. 

Una de las cosas que más me gusta del quiromasaje es ayudar a los demás a sentirse bien con su cuerpo y mente. 

LA FORMACIÓN Y LA VAIRIEDAD DE MASAJES

Como te dije anteriormente, una de las cosas que me gusta del quiromasaje es la amplia variedad de masajes que puedes hacer como puede ser: 

  • Un masaje relajante. 
  • Un masaje deportivo. 
  • Un masaje profundo. 

Los quiromasajistas tenemos fama de hacer masajes fuertes e intensos para ayudar al cuerpo a liberar tensiones. 

Otra cosita que me gusta del quiromasaje es que puedes dar un masaje en cualquier zona del cuerpo, no tenemos límites. 

Por ejemplo, con un masaje californiano difícilmente llegarás a zonas como la cara o los pies donde indiscutiblemente por ser una zona del cuerpo más pequeña, con los brazos se complica la cosa, por lo tanto usamos las manos. 

No hay que olvidar que el quiromasaje es un conjunto de técnicas de diferentes masajes. 

EL QUIROMASAJE TE DA UNA BASE DE APRENDIZAJE

Estudiar quiromasaje te da una base de conocimiento para comenzar a dar masajes. 

En diferentes formaciones a las que he asistido de diferentes técnicas de masaje, al tener la titulación de quiromasaje me ha ayudado y facilitado la comprensión de otros tipos de masaje, me explico. 

En un curso de masaje californiano al que me apunté, había gente que nunca había estudiado ninguna técnica de masaje y otros que como yo, ya habíamos estudiado quiromasaje. 

Se notaba mucho la formación de los que teníamos quiromasaje estudiado de los que empezaban por primera vez. 

Es más, recuerdo que en el curso de masaje californiano dieron muy poca anatomía y mucha práctica, cosa que está bien, pero si no sabes lo que tocas o lo que puede haber en un cuerpo, puedes ir un poco perdido a la hora de dar un masaje. 

En otra formación a la que asistí, recuerdo que la parte teórica de anatomía me pareció super fácil en comparación con la parte teórica de anatomía en un curso de quiromasaje. 

 

LA PALPACIÓN CUANDO DAS UN MASAJE

Recuerdo que en mi primera formación de quiromasaje me sentía orgulloso de notar con las manos huesos, tendones y músculos mientras iba masajeando y recuerdo que la profesora me dijo que tenía muy buena palpación. 

Con la palpación me refiero al desarrollo que adquieres para notar partes del cuerpo. 

Hay cursos de anatomía palpatoria donde te explican cómo notar las estructuras anatómicas a través de las manos. 

Desde que empecé como quiromasajista, me flipaba notar cosas con las manos, de hecho ahora noto más cosas que antes y eso me gusta del quiromasaje, vas desarrollando en tus manos la palpación para descubrir tensiones que tienen que ser liberadas. 

Es como escuchar con las manos y no con la mente. 

ME GUSTA DEL QUIROMASAJE QUE SIEMPRE PUEDES APRENDER MÁS

Otra de las cosas que más me gusta del quiromasaje es que nunca paras de aprender.

Aunque sepas que ya conoces todo del quiromasaje ten por seguro que dentro de poco saldrá alguna nueva técnica o alguna nueva novedad sobre el quiromasaje que hará que tengas que actualizarte. 

Además, ya no solo estudias quiromasaje, si te vas metiendo en el mundillo del masaje, te irá picando la curiosidad de aprender otras técnicas de masaje, en mi caso, estudié también reflexología podal, digitopuntura, drenaje linfático, masaje californiano, cromoterapia o aromaterapia entre otras. 

Y si te digo que de todas las técnicas de masaje que he aprendido la que más uso es el quiromasaje es porque como te dije al principio, es la más completa que veo a la hora de dar un masaje y su versatilidad en las maniobras. 

Y hasta aquí lo que más me gusta del quiromasaje, seguramente me deje cosas en el tintero. 

Por hoy paro de escribir, estoy destrozado y necesito descansar un poco de ordenador. 

Ahora se me ha ocurrido escribir otro post de lo que no me gusta del quiromasaje. 

Lo dejo en el cajón de ideas. 


Lee todos los post en El Diario del quiromasaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *