La cara que se te queda cuando por fin encuentras a tu Masajista Particular

MASAJISTA PARTICULAR EN BARCELONA

Necesito un masajista particular que se desplace a mi domicilio cada vez que necesite un masaje.

Si lo estás buscando, te deseo suerte, porque no es fácil encontrar un masajista particular que se desplace a tu domicilio cada vez que necesites un masaje. 

Tener un masajista particular son todo ventajas y en este artículo quiero contarte el ritual que sigo desde que una persona se pone en contacto conmigo porque necesita un masaje, hasta convertirme en su masajista particular de confianza. 

Todo un ritual que mola, porque tener un masajista particular que conozca tu cuerpo y sepa tocar donde más necesitas, no es fácil.

También voy a contarte el protocolo que sigo desde que una persona contrata un servicio de masaje a domicilio hasta que se convertirse en algo más que un cliente.

Porque para mi, mis clientes aparte de ser clientes, son personas que cada una necesita de un trato y masaje diferente para cuidar el body.

NECESITO MASAJISTA PARTICULAR EN BARCELONA

Antes de nada me presento, mi nombre es Juan y soy masajista en Barcelona.

Al igual que tú, yo también necesito un masajista particular, pero no lo encuentro.

Cuando una persona se pone en mis manos, para mí es un momento especial donde la confianza mutua es un grado.

Cada vez más personas necesitan un masajista particular que acuda a su domicilio porque es cómodo y ahorras mucho tiempo. 

Hay personas que contratan a un entrenador personal para que les den una rutina de entrenamiento y ponerse fit. 

Con tu masajista particular a domicilio pasará lo mismo, implementará una rutina de mantenimiento para cuidar el body, si es necesario.

EL PRIMER CONTACTO CON TU MASAJISTA PARTICULAR

Muchas personas me conocen gracias a mi web, el escaparate que tengo abierto al mundo donde:

  1. Escribo contenidos como este artículo en mi blog de masajes para que conozcas más sobre mi trabajo.
  2. Me doy a conocer para generarte confianza y que recibas tu masaje sin moverte de casa.  
  3. Puedes consultar las tarifas de mis servicios a domicilio de masajes en Barcelona. 
  4. Puedes hacer tu reserva de masaje a domicilio a un clic sin tener que esperar a que te den cita, puedes gestionar tus citas online desde casa.

¡Todo ventajas!

En definitiva, mi web es esa ventana abierta al mundo donde digo:

“¡Holi, aquí estoy si necesitas un masajista particular a domicilio!”

Tras este primer contacto donde la persona se interesa por los masajes que ofrezco y contrata alguno de mis servicios, llega el momento de acudir a su domicilio para ponernos manos a la obra y que tenga la mejor experiencia de masaje que se haya dado en su vida.

Pero antes de la primera visita te enviaré una guía para hacer de tu salón de casa uno de los mejores spas que te puedas imaginar.

LA PREPARACIÓN DE TU MASAJE EN CASA

Me gusta la idea de crear un spa en el salón de tu casa y para ello siempre envío una guía para la preparación de tu sesión de masaje a domicilio.

Es una guía que mis clientes agradecen, si es la primera visita vamos a crear un ambiente de relax para que la experiencia de tu masaje sea lo más cómoda posible.

En esta lista te indico instrucciones para recibir tu masaje en casa como:

  • El material que necesitarás para tu masaje, que viene a ser dos toallas o sábanas para cubrir tu cuerpo y camilla.
  • La indumentaria adecuada para recibir tu masaje y según el tipo de masaje que vas a recibir.
  • Cómo adecuar el espacio con la temperatura, música y luz adecuada.

La guía para preparar tu masaje en casa la puedes descargar desde tu cuenta cliente y te la enviaré para que vayas preparando tu visita de masaje. 

LA PRIMERA VISITA CON TU MASAJISTA PARTICULAR

En la primera visita solemos tener un poco más de nervios, es normal.

Tú, porque contratas a un masajista particular al cual no conoces de nada o tal vez sí, porque te han recomendado mis servicios.

Yo, porque es la primera vez que voy a tocar tu cuerpo y para mi es un acto sagrado en el cual tengo que concentrarme al máximo para que tu masaje particular sea una experiencia inolvidable.

Es como una primera cita, más bien es una primera cita, y como en todas las primeras citas hay personas con las que conectas enseguida y otras con las que cuesta un poco más.

Algunas veces cuando salgo de una visita, sé que esa persona no me volverá a llamar más y otras veces conforme termino el masaje, sé que me volverá a llamar.

En cualquier caso, se trata de romper el hielo y convertir el masaje en una relación mutua de confianza, cuanta más confianza tienes con tu masajista, mejor serán los masajes, tanto por tu parte al recibirlo, como por la parte de tu masajista particular al dártelo.

TU MASAJISTA PARTICULAR LLAMA A LA PUERTA

Cuando acudo a un domicilio siempre tengo la obsesión de ser puntualísimo.

A mi no me gusta que me hagan esperar, el tiempo es algo muy valioso que no se recupera. 

Nunca he llegado tarde a una cita porque me encanta la puntualidad.

Tengo un TOC,  llegar temprano a los sitios para no estresarme.

Un masajista estresado es lo peor que te puede pasar, porque te dará el masaje con una energía que no mola. 

Como soy tan puntual, espero que mis clientes también lo sean, el caso es que lo son, al ser un masaje a domicilio, no tienen que esperar a nadie, simplemente esperar a que yo llegue y ponerse cómodos/as. 

¡Toc toc toc! Tu masajista particular llama a tu puerta.

¿Me abres?

EL DIÁLOGO Y LA COMUNICACIÓN PREVIA AL MASAJE

Llega el momento de abrirme la puerta, si es tu primer masaje a domicilio irás un poco perdido/a, es normal que te sientas un poco raro/a, pero como antes te enviaré la guía para preparar la cita a domicilio te sentirás más seguro/a.

Antes de montar la camilla y desplegar los materiales para el masaje, hablaremos un poco sobre tu estado físico y emocional para que me orientes en qué punto te encuentras. 

El diálogo nos servirá para determinar el tipo de masaje que necesitas, la intensidad y las zonas donde aplicar el masaje. 

En este diálogo previo al masaje, te hablaré sobre los masajes y resolveré las posibles dudas que puedas tener con respecto a lo que haremos en la sesión. 

El diálogo para mi es importante, una vez llamé a un masajista a domicilio y nada más entrar, montó camilla y me dijo que me tumbara sin ni siquiera apenas mirarme a los ojos.

¿Hola? ¿Dónde queda la confianza entre masajista y cliente previa al masaje? 

No volví a llamarlo más, como te conté en como gastar 400€, en busco masajista a domicilio. 

EL DESPLIEGUE DE MATERIALES

Cuando hayamos determinado el masaje que necesitas y resuelto posibles dudas, llega el momento de montar la camilla y desplegar materiales. 

Para ello, antes me indicarás el sitio en tu domicilio donde haremos la sesión de masaje. 

Puede ser una habitación, el salón, cualquier sitio es bueno, siempre y cuando haya espacio suficiente para montar la camilla. 

Desplegar la camilla y los materiales no me llevará más de 3 minutos, fácil, sencillo y cómodo. 

Para disfrutar de tu masaje a domicilio, llevaré mi camilla portátil, aceites corporales para el masaje, un altavoz para poner música y a veces me llevo «juguetitos» así los llamo yo, que los usaré dependiendo del masaje que decidas hacer. 

Si contratas a un masajista a domicilio y te dice que el masaje te lo hará en la cama donde duermes, DESCONFÍA. 

EL MOMENTO DE TUMBARTE

Llega el momento de tumbarte en la camilla y disfrutar de tu masaje particular a domicilio.

Para tu masaje es importante que vayas con ropa cómoda y holgada. 

No es muy recomendable hacerte un masaje con ropa ajustada. 

Descubriremos las zonas donde realizaremos el masaje. 

Hay gente que prefiere quedarse sin ropa, en ese caso usaremos la toalla para cubrir tu cuerpo. 

Es tu casa, tu mandas y tienes que sentirte cómodo/a durante el masaje. 

DURANTE EL MASAJE CON TU MASAJISTA PARTICULAR

Llega el momento de ponernos manos a la obra.

Es importante que te sientas cómodo/a en la camilla, que la temperatura de la habitación sea adecuada para que no pases frío ni calor. 

Me encanta trabajar con música relajante, a veces me dejo llevar por ella y me salgo del protocolo que tengo establecido, pero no lo notarás. 

Durante el masaje puedes hablar conmigo o estar en silencio. 

Dependiendo del masaje que recibas necesitaré que te comuniques más conmigo o justo lo contrario, que no abras el pico. 

Tengo un cliente que no para de hablar, el otro día le di un masaje relajante y no paraba de hablar. 

En mi opinión, durante el masaje hay que hablar lo justo y necesario. 

Si por ejemplo, no paras de hablarme, llegará un momento que me desconcentre y no sepa ni por donde voy. 

Recuerda que necesito concentrarme para que tu masaje sea único. 

Si me estás contando como te fue el día en el trabajo te respetaré y oiré, pero tu masaje puede verse afectado. 

DESPUÉS DE TU MASAJE

Cuando terminemos el masaje, puedes incorporarte a la vida real cuando quieras. 

Me gusta dejar tiempo para que la persona que ha recibido el masaje despierte cuando lo sienta.

En muchos sitios conforme terminan de darte el masaje te dicen que rapidito a vestirte que tiene que entrar otro cliente, en tu domicilio no ocurrirá eso.

Después de tu masaje es importante que te hidrates, no hagas sobreesfuerzos y te quedes tranquilito/a en casa.

En la guía que te enviaré, te daré algunos consejos para aplicar después de tu masaje. 

 

LA DESPEDIDA

Cuando te incorpores a la vida real, pongas un pie en el suelo y vayas despertando de tu viaje tras el masaje, llega el momento de despedirnos. 

Recogeré todo el material, la camilla, aceites, etc, que hayamos usado durante la sesión. 

Te recomendaré algunas pautas a seguir para mantener los beneficios del masaje durante más tiempo.

Llega el momento de la despedida, y espero que sea un hasta la próxima. 

EL SEGUIMIENTO

No todo acaba tras la despedida. 

Normalmente, al día siguiente suelo enviar un mensaje a mis clientes para ver que tal se encuentran. 

En un 99% de los casos, notarás mejoras tras el masaje: 

  • Sentirás que has aliviado tensiones.
  • Te sentirás con más movilidad.
  • Te quedarás como volando por las nubes.
  • Habrás soltado peso de la mochila.
  • Notarás como los niveles de estrés se acentúan.
  • Tus pequeñas molestias ya no las sentirás. 

Y a veces, puedes tener molestias al día siguiente, sobre todo si nunca te has dado un masaje o tu cuerpo no está acostumbrado.

Si por ejemplo recibes un masaje profundo, este masaje suele ser intenso y a veces molesto durante el masaje.

Si has recibido un masaje de tejido profundo es probable que al día siguiente sientas como una especie de agujetas que se quitarán entre 24-48 horas.

LA SEGUNDA VISITA CON TU MASAJISTA PARTICULAR

Si te ha gustado el masaje, es probable que me vuelvas a llamar.

¿Cuándo?

Pues depende de cómo te encuentres, de la decisión de incorporar los masajes como hábito rutinario para mejorar tu calidad de vida, o por el simple hecho de darte el gusto de recibir un masaje más a menudo.

Puede ser que no te haya gustado el masaje, porque ibas buscando otro tipo de técnicas de masaje y que no me vuelvas a llamar, lo entenderé, no puedo gustar a todo el mundo.

Normalmente y tras mi experiencias como masajista particular a domicilio, las segundas partes siempre fueron mejores.

LAS PRÓXIMAS VISITAS

Recuerda que tener un masajista particular se convierte en una relación de confianza entre masajista y cliente.

Esa relación de confianza se va forjando con el tiempo y con las sesiones de masaje.

Yo tengo clientes que llevan conmigo más de dos años y ahora disfrutamos ambos de los masajes.

El cliente porque confía en mi, se siente cómodo, seguro y sabe que mi trabajo con las manos es eficaz para su cuerpo y mente.

Y yo disfruto más porque cada vez conozco más las necesidades de mi cliente.

Siempre digo que la primera visita es primordial a la hora de dar un masaje, en ella hay mucho en juego.

En la segunda, si repites, empieza a verse y notarse la magia del masaje y la relación entren masajista y cliente.

En la tercera visita se produce el clic en el que masajista y masajeado se funden.

Tú estarás más receptivo para el masaje y yo sabré ir al grano con mis manos.

COMO ENCONTRAR TU MASJISTA PARTICULAR A DOMICILIO

Encontrar masajista particular a domicilio no es fácil.

Yo mismo ando buscando un masajista particular que sea bueno, responsable, ético y barato.

El precio medio de un masaje de una hora en Barcelona oscila entre los 40€-60€ en cabina,  si es a domicilio sube más el precio, entre 60€ y 80€, si miras mis tarifas de masajes en Barcelona vas a flipar.

Y no, no busco clientes que me contraten por el precio, busco oportunidades para que más personas se den cuenta que poner un masaje en su rutina de hábitos saludables es ganar en salud y calidad de vida. 

Los masajes son una buena herramienta como prevención. 

Te puede interesar: 

 

 

Juanpadiem

Masajista en Barcelona

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.