¿Por qué hacer formación en quiromasaje?

formación en quiromasaje

Hoy quiero compartir contigo por qué decidí hacer formación en quiromasaje y así ayudarte para tomar tu decisión de si es buena idea hacer formación en quiromasaje o en cualquier otra técnica manual. 

Mis motivos para hacer formación en quiromasaje

Esta pregunta me lleva a reflexionar sobre si el quiromasajista nace o se hace.

En mi post titulado «¿Seguro que quieres ser quiromasajista?» abordé este tema. En mi opinión, nuestra sociedad no suele considerar la profesión de quiromasajista como una opción de carrera tradicional.

Es por eso que muchos de nosotros llegamos a convertirnos en quiromasajistas después de un punto de inflexión en nuestras vidas, cuando decidimos adquirir la formación necesaria en quiromasaje.

En mi caso, decidí formarme como quiromasajista por dos razones principales:

  1. Siempre tuve la curiosidad y el deseo de aprender a dar masajes. Era una de esas cosas que siempre quise hacer y que mantenía en mi lista de cosas por hacer.
  2. Estaba buscando un cambio en mi carrera laboral. Esta razón es más común entre los quiromasajistas. La profesión de quiromasajista suele atraer a aquellos que buscan un cambio en su vida profesional y están interesados en el mundo de los masajes.

A medida que pasaba el tiempo, sentí una creciente fascinación por el mundo de los masajes y decidí que era el momento adecuado para adquirir la formación en quiromasaje.

Mi decisión de formarme en quiromasaje no fue repentina, sino que fue el resultado de un proceso gradual de exploración y toma de decisiones.

Además, mi trabajo como entrenador de voleibol también influyó en mi decisión, ya que el quiromasaje comenzó a ocupar cada vez más mi tiempo y atención.

Como pasé de entrenador a quiromasajista

Con el paso del tiempo y al relacionarme con diferentes quiromasajistas, he notado que muchos entrenadores personales también optan por formarse en quiromasaje. Para ellos, esta formación actúa como un complemento que les permite comprender mejor el funcionamiento del cuerpo humano.

Desde mi infancia, estuve vinculado al mundo del voleibol. Sin embargo, con el tiempo, me di cuenta de que mi futuro como jugador profesional era poco realista debido a mi estatura, ya que mido aproximadamente 1,76 metros, lo que no es suficiente para el voleibol de élite, un deporte que tiende a favorecer a jugadores más altos.

Por esa razón, decidí formarme como entrenador y comencé a trabajar en ese campo. Sin embargo, aproximadamente dos años después de comenzar mi carrera como entrenador, me interesé cada vez más en el quiromasaje, especialmente en el ámbito deportivo.

El voleibol, al igual que cualquier deporte, conlleva el riesgo de lesiones para quienes lo practican. Afortunadamente, no he presenciado muchas lesiones graves entre mis alumnos, pero he visto esguinces, roturas fibrilares y tendinitis de hombro, que son comunes en el voleibol.

Cuando un alumno sufría una lesión, siempre lo remitía a su médico, pero a menudo me consultaban sobre posibles diagnósticos. Los entrenadores suelen ser la primera fuente de consulta cuando un deportista se lesiona, por lo que muchos de nosotros nos formamos en quiromasaje deportivo para comprender mejor el cuerpo y proporcionar una orientación inicial sobre posibles lesiones. No obstante, siempre recomendamos buscar atención médica profesional en caso de lesiones.

La formación en quiromasaje me ayudó a comprender mejor el cuerpo humano en el contexto deportivo. Como entrenador, esto me permitía conocer más a fondo a los deportistas a los que entrenaba y ofrecerles un mejor apoyo.

El quiromasaje para prevenir lesiones

Ser entrenador me llevó a realizar formación en quiromasaje. A menudo, la gente me sugiere que continúe estudiando y que me forme como fisioterapeuta, pero por el momento, no estoy seguro de qué depara el futuro…

Por ahora, prefiero seguir ampliando mis conocimientos en técnicas manuales como el quiromasaje, especialmente en lo que respecta a la prevención de lesiones.

Es común que la gente confunda el quiromasaje con la fisioterapia, y muchos quiromasajistas se presentan como fisioterapeutas, lo cual no es correcto.

El quiromasajista no trata ni diagnostica lesiones, pero a través de la formación en quiromasaje deportivo, uno puede comprender mejor los tipos de lesiones más comunes en el ámbito deportivo, lo que ayuda en la prevención o, en caso de lesión, al menos tener un conocimiento básico sobre cómo aplicar el protocolo R.I.C.E.

Soy quiromasajista y me enorgullezco de ello. Gracias a mi formación en quiromasaje, sé que mi campo laboral no incluye el tratamiento o diagnóstico de lesiones. Si alguien tiene una lesión, patología o enfermedad, lo mejor es acudir a un médico.

No me canso de repetir esto a la gente, especialmente a aquellos que me recomiendan en sus círculos cercanos.

Muchas escuelas de quiromasaje deportivo son dirigidas por fisioterapeutas, lo que a veces conlleva una formación que se enfoca más en la fisioterapia que en el quiromasaje en sí.

Esto puede resultar en una formación incorrecta sobre las responsabilidades de un quiromasajista, enfocándose más en aspectos fisioterapéuticos.

Por lo tanto, es importante tener cuidado, ya que algunos alumnos pueden salir de estas escuelas creyendo erróneamente que son profesionales sanitarios.

Es vital recordar que los quiromasajistas no realizan tratamientos médicos, aunque algunos son excelentes en su trabajo y pueden ayudar a muchas personas en su recuperación, siempre respetando los límites de su práctica.

¿Por qué hacer formación en quiromasaje?

Debes encontrar tu razón personal para decidir formarte en quiromasaje.

Si crees que el quiromasaje es una técnica para curar, diagnosticar o tratar patologías, es mejor que te formes en fisioterapia o medicina.

Gracias a mi formación como quiromasajista, entiendo los beneficios del masaje y he aprendido a aplicarlo correctamente.

Sin embargo, también sé que si tienes alguna lesión o patología, es importante que consultes a un médico.

El quiromasajista trabaja con cuerpos sanos o con tensiones físicas o emocionales que no constituyen una lesión, patología o enfermedad, y puede prevenir estas afecciones aplicando un buen masaje.

El enfoque del quiromasaje está más orientado hacia la prevención que hacia el tratamiento, a menos que tu especialización esté más relacionada con la estética y puedas ofrecer tratamientos estéticos durante tus sesiones de quiromasaje.

Esto es solo un breve vistazo a por qué decidí formarme en quiromasaje.

¡Espero que haya sido de tu agrado!

Nos vemos en el próximo artículo.



6 comentarios sobre “¿Por qué hacer formación en quiromasaje?

  1. Ferran Contestar

    Yo difiero mucho de tu artículo, yo soy quiromasajista y cuando alguien me viene lesionado lo trato sin problemas y llevo haciéndolo durante 10 años y nunca he tenido ningún problema, no metas miedos que no existen.

    • juanpa Autor del artículoContestar

      Si lees el comentario anterior verás lo que pienso al respecto. He de decirte que conozco a grandes terapeutas que solo con mirarte ya saben como tratarte y que te pasa, al final es una cuestión de experiencia. Si es tu caso enhorabuena, la cuestión es ayudar a las personas, ahora que legalmente se pueda o no eso es otro tema. Un saludo y gracias por tu comentario y mi intención no es meter miedos, es contar una realidad que existe al igual que la tuya.

  2. Hugo Contestar

    Yo quiero contar mi experiencia. Me apunté a un curso de quiromasaje básico, el esencial digamos. Después en la academia me engatusaron para hacer el curso de quiro deportivo, me vendieron la moto diciéndome que con el quiro deportivo encontraría trabajo, pero no ha sido así.

    En mi formación de quiro deportivo me enseñaron a tratar lesiones como tendinitis, esguinces y demás, todas las lesiones relacionadas con el deporte, después cuando sales al mundo laboral y te adentras en este mundillo te das cuenta de que ni puedes tratar lesiones y mucho menos diagnosticarlas.

    No entiendo como hay gente que sí lo hace y otros que no. Yo en mi caso me desilusioné mucho porque me enseñaron una formación que luego no podía aplicar legalmente.

    ¿Qué piensas al respecto? Perdona por la parrafada…

    • juanpa Autor del artículoContestar

      Hola Hugo, el debate que planteas es muy interesante y está boca de muchos quiromasajistas, ¿debemos o no debemos tratar lesiones? Legalmente no podemos, por lo tanto creo que mi respuesta es clara. En cuanto a tu formación, he de decirte que mucha gente le ha pasado lo mismo. Academias que enseñan en tu curso de quiromasaje a tratar lesiones, incluso formaciones que son impartidas por fisioterapeutas enfocadas más en fisioterapia que en quiromasaje. De ahí que luego surjan muchas dudas sobre lo que podemos o no podemos hacer. Solo decirte, que yo también hice quiromasaje deportivo, también me enseñaron sobre lesiones en el deporte, pero obviamente ni las trato ni las diagnostico, eso sí, aquella formación me sirvió para averiguar que posible lesión puede tener un cliente y derivarlo a profesional sanitario. De todo se aprende. Mucho animo y espero haber respondido tu respuesta. Un saludo.

  3. Vicente Benedicto Torrequebra Contestar

    Hace 40 años que realice mi primer curso de quiromasaje y nada más terminar entre como becario en un histórico club de fútbol de la Ciudad Condal, no llevaba un mes que el titular se despidió por las buenas y me quede más solo que la una haciendo masajes, pero ni tenia experiencia suficiente, ni distinguir una rotura de fibras de una contractura. tuve que aplicarme, seguir formándome y una suerte impresionante pues, el club tenía dos médicos padre e hijo y me enseñaron mucho.

    En los años 80 no había fisioterapeutas como ahora (era una especialidad de los ATS) y la mayoría de masajistas de los 22 equipos no tenían formación solo corrían con la botella del agua y el bote de Reflex que lo aplicaban directamente hubiese o no herida. Lo cierto es que, aquellos tratamientos de lesione que nos enseñaba en las escuelas de masaje se ponían en practica, pero a nivel de cabina privada, considero que tratar espaldas contracturadas por trabajos modernos como la informática, conducción, servicios domésticos y similares se pueden tratar perfectamente y con el cariño que se merecen nuestros clientes. Ahora bien, lo que nunca hago es crujir los huesitos a quien viene con problemas lumbares y diga que en su país se lo hacen y los cura. en un gran porcentaje de estos casos se esconde la hernia de disco y hay que ser honesto, primero con nosotros mismos y luego con el paciente, icsofacto lo remito al médico, a partir de ahí que vaya donde quiera.

    Tengamos presente que, en caso de reclamación o denuncia las compañías aseguradoras pueden condicionas o cancelar la póliza de R.C. por excederte o MALA PRAXIS.

    • juanpa Autor del artículoContestar

      Gracias por tu comentario, que gran aporte tu experiencia de hace ya unos años relacionada con el masaje. Como bien dices, con las técnicas de masaje llegamos hasta donde llegamos y hay que ser profesional y no meterte en competencias que no son tuyas. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *