Como gastar 400€ en masajes que han sido una basura

Busco masajista a domicilio que se desplace a mi hogar y que sea bueno.

Así empiezan mis deseos de encontrar a mi masajista a domicilio ideal, por más que lo busco no lo encuentro.

Mi nombre es Juan y ofrezco un servicio a domicilio de masajes en Barcelona. 

Como buen masajista que soy a mi tambien me gusta recibir masajes porque conozco de primera mano los beneficios del masaje.

Lo malo de esta historia es que no encuentro a un buen masajista a domicilio y quiero contarte mis experiencias con masajistas con los cuales nunca más volveré a repetir.

Busco masajista a domicilio y no lo encuentro, habré tirado a la basura unos 400 euros en masajes que no me han aportado nada.

Quiero escribir este artículo tanto para profesionales del masaje como para las personas que van a darse un masaje y que te sirva como una guía para que no te estafen cuando te van a dar un masaje. 

ME HE GASTADO 400 EUROS QUE HAN IDO A PARAR A LA BASURA

Aquí empieza mi artículo, y no exagero. 

Te voy a contar los diferentes tipos de masajistas “profesionales” que han acudido a mi hogar a darme un masaje y por vergüenza les he tenido que pagar el masaje porque si por mi fuera, a los diez minutos les hubiera dicho que se fueran de mi casa.

Busco masajista a domicilio y desde hace más 6 meses voy probando a diferentes personas hasta dar con la que realmente es buena, pero no la encuentro.

Es por eso que quiero que contarte algunos secretos para que reconozcas cuando un masajista es malo y detectes cuando un masajista es bueno de verdad, para ello he elaborado una lista con los 11 peores masajes a domicilio que he recibido. 

LOS 11 PEORES MASAJES A DOMICILIO QUE HE RECIBIDO

Los/as quiromasajistas ya saben que cuando dejamos nuestro cuerpo para que lo toquen otros/as quiromasajistas somos bastante críticos.

No quiero con esto decir que yo sea el mejor quiromasajista del mundo, pero me he encontrado cada caso que era para ponerse las manos a la cabeza y salir corriendo.

Hay muy buenos quiromasajistas, pero aún no he encontrado ningún masajista a domicilio realmente bueno y que me haya gustado.

En esta lista te voy a contar los diferentes tipos de masajistas supuestamente profesionales que me han dado un masaje y no me han aportado nada.

Vamos al lío.

EL MASAJISTA A DOMICILIO APODADO “EL CARICIAS”

El masajista caricias se caracteriza porque le pides un masaje profundo, que es un masaje que tienen que ser enérgico y llegando a musculatura profunda y en vez de darte un buen masaje se dedica a acariciar tu cuerpo.

Perdona, si busco masajista a domicilio que llegue a la musculatura más profunda lo que quiero es que me apriete, sepa donde están mis mayores tensiones y las alivie, por poner un ejemplo.

Si pides un masaje profundo con presión y el masajista no está ejerciendo presión y se dedica a pasar sus manos por tu cuerpo como si nada, no te estará haciendo un masaje profundo sino que estará acariciando tu cuerpo.

Un masaje no consiste en acariciar.

Si te pasa esto, pídele que ejerza presión, porque sino te gastarás tu dinero en un masaje que no te aporta nada.

Las caricias no son masajes y son verdaderamente estresantes.  

EL MASAJISTA A DOMICILIO TORTURADOR

Hay muchos masajistas que son torturadores.

Este masajista sería el contrario al masajista caricias.

Cuidado con este tipo de masajistas porque en vez de una sesión de quiromasaje para tu bienestar puede que te estén causando algún tipo de lesión porque su masaje es tan profundo que te temblarán hasta las pestañas.

Me ha pasado.

Un masajista que viene a casa y me ha dado más presión, tensión y poco alivio.

Este tipo de masajista se caracteriza porque aunque tu le digas que pare de hacerte daño no parará y continuará ejerciendo presión como si tus gritos se los llevara el viento.

Ojito con estos, porque no entienden de umbral del dolor y de comunicación con la persona que está tumbada en la camilla.

Un masaje no tiene que doler, puede ser molesto en algunas zonas dependiendo de la persona y el tipo de masaje.

El masajista a domicilio torturador piensa que cuanta más presión y dolor estés padeciendo mayor será el efecto del masaje, error.

Huye, sal corriendo, tu vida corre peligro!!!

(Un poco de drama).  

EL MASAJISTA A DOMICILIO BRUTO

Busco masajista a domicilio sí, pero que sepa hacer bien un masaje.

El masajista bruto hay que diferenciarlo del torturador.

El masajista bruto puede hacer un buen masaje tonificante o profundo pero, si buscas un masaje relajante olvídate de él.

En esta ocasión llegó un masajista a domicilio que llamé para que viniera a casa.

Tenía buenas sensaciones con él, le dije que quería un masaje para aliviar mis nudos musculares y el masaje fue más o menos bien. 

Fue directamente al grano y es ahí por lo que es un masajista bruto, porque directamente fue a apretar el nudo, sin calentar la zona antes.

Además, cuando apretaba no pillaba bien el nudo por lo que me hacía más daño aún.

Este tipo de masajista se piensa que quitar tensiones musculares es simplemente apretar, apretar y más apretar, cuando primero hay que hacer un calentamiento de la zona, llevar sangre con nuestras manos a la zona más tensionada, tratar con cariño al cliente, etc…

Ir directo al grano sin calentar la zona no es bueno y muchos masajistas a domicilio le pides el masaje completo y se tiran 40 minutos en el mismo punto.

¡Aprieta, aprieta, aprieta!  

EL MASAJISTA A DOMICILIO MANCO

El masajista manco no es que esté manco de verdad o le falte algún miembro, se le define masajista manco porque hace el masaje con una mano.

¿Perdona? ¿Dónde está la otra manita?

En esta ocasión el masaje empezó con un buen calentamiento, con las dos manos, haciendo maniobras correctas de masaje, hasta que de buenas a primeras solo usaba una mano.

Empezó los 20 minutos con dos manos y los otros 40 minutos restante con una sola mano.

Le tendría que haber preguntado si le pasaba algo en la mano, pero no lo hice.

El masajista iba alternando con una mano y con otra, así que no creo que le pasara nada en las manos.

Un masaje a una mano no mola mucho, porque no puedes agarrar bien, despegar y amasar músculos, la sensación de una mano solamente dando el masaje es desagradable.

Mi masajista “manco” nunca más volvió a darme un masaje.

No entendía como podía dar un masaje solo con una mano, da una sensación bastante desconfiada al cliente que está tumbado en la camilla porque no sabes lo que está haciendo con la otra mano.  

EL MASAJISTA A DOMICILIO DESORDENADO

El masajista desordenado es uno de los que menos idea tiene de dar un masaje.

Este masajista se caracteriza porque empieza con un masaje en la espalda, se va a los pies, de los pies vuelve a la espalda, de la espalda se va a la pierna izquierda, de la piernas pasa a la cabeza, de la cabeza, al brazo y así puedo continuar.

Cuando te encuentres un masajista que cambia mucho de lados del cuerpo donde masajear es que no tiene ni puta idea de lo que está haciendo y tú estarás perdiendo el tiempo y el dinero.

Me ha pasado también.

Un masajista que no tiene ni idea y se pasa de un lado a otro del cuerpo haciendo como que da un masaje.

Te puedes imaginar lo nervioso que me puso y lo desesperado que fue para mi esta sesión, obviamente no volví a llamarle más.

En cualquier caso un masaje tiene que llevar un orden por las partes del cuerpo que se van a masajear porque sino, no es efectivo y la sangre de tu cuerpo acabará mareada.

Así es como acabé con mi masajista a domicilio desordenado, que ya no sabía ni que estaba tocando.

Otros eurillos tirados a la basura.  

EL MASAJISTA A DOMICILIO IMPACIENTE

Este masajista es muy fácil de detectar porque más que un masaje estará pendiente de su móvil o reloj.

Para empezar si lleva reloj, vamos mal.

Un buen masajista se quita reloj, pulseras y cualquier otro elemento que pueda interferir con el contacto del cuerpo de la persona que está recibiendo el masaje.

Si el masajista impaciente no lleva reloj, cada cinco minutos estará mirando su móvil para ver cuánto tiempo de masaje lleva.

Lo detectarás fácil por que intentará tener el móvil cerca suyo o en el peor de los casos encima de la camilla.

Cada vez que mire su móvil se desconectará de tu cuerpo, apartará sus manos y tu pensarás ¿Qué coño está haciendo?

No te alarmes, está mirando la hora para ver cuanto le queda para terminar.

Un masajista impaciente que en vez de estar por ti, estará por la hora a la que tiene que terminar.

Es bastante incómodo que el masajista impaciente esté más pendiente del móvil que del cliente.

Si quieres tener un control del tiempo del masaje es tan fácil como ponerse una alarma en el móvil en modo vibración.   

EL MASAJISTA HABLADOR

En otra ocasión que recibí a un masajista en casa, me tocó el hablador.

Yo no tenía ganas de hablar y el masajista no hacía más que sacarme conversación.

Un buen masajista se adapta al cliente, esto quiere decir que si quiere hablar pues habla y si no, pues los dos estamos en completo silencio.

Te puedes encontrar también al masajista mudo, que no habla, pero no lo he querido incluir en la lista porque más vale estar callados cuando hacemos un masaje que estar hablando tonterías.

Si no le das conversación al masajista, casi mejor, porque así puedes experimentar la sensación del masaje más profundamente y el masajista puede concentrarse más en lo que está haciendo.

La respuesta del lenguaje del cuerpo es más importante que lo que hable el cliente, por lo que el masajista hablador no estará conectando con tu cuerpo si no con tu lengua.  

EL MASAJISTA HEDIONDO

Este masajista es el guarrillo, que suele oler un poquillo…

El masajista hediondo suele oler un poco mal, esto puede ser por varios motivos.

  • Su olor corporal es fuerte: Hay personas que desprenden un olor más fuerte de lo normal que puede causar molestias en el olfato del otro, ante este caso poco podemos hacer.
  • No mantiene una higiene correcta: Un masajista tiene que ir impecable, desde su vestimenta, su imagen y su higiene.

Una vez me tocó uno de estos.

Te aseguro que a este sí que le dije que dejara de hacer el masaje porque no era  sano y desconfiaba.

Se puede dar el caso que durante el masaje el masajista empieza a desprender olores, es normal, porque cuando se hace masaje se trabaja mucho a nivel físico. 

Yo por ejemplo, en pleno verano cuando me piden un masaje intento que no sea a las 3 de la tarde porque llegaré como una sopa y durante el masaje si en la casa no hay aire acondicionado lo pasaría realmente mal, porque un masajista hace “deporte” en una sesión de masaje.

Una cosa es que durante el transcurso del masaje pueda oler un poquito a sudor y otra bien diferente es que huela a cueva de oso.  

EL MASAJISTA A DOMICILIO CARADURA

El masajista caradura es un sinvergüenza.

A estos es fácil de detectarlos porque te hablarán en un idioma muy técnico cuando hablan de masaje.

La teoría y la práctica la tienen bien aprendida.

Suelen ser masajistas con experiencia en masaje que les va muy bien económicamente y suelen ser bastante buenos.

Lo malo del masajista caradura es que a la mínima intentará colártela para cobrarte más.

Te puede pedir más dinero, porque ha empleado más tiempo del previsto, o ha usado alguna técnica especial que solo el conoce en tu masaje, haciéndote creer que su técnica especial te va a mejorar y que por eso tienes que pagar más. 

Son buenos sí, pero embaucadores para destriparte el bolsillo.

Intenta que el masajista a domicilio vaya con un precio cerrado y si va a emplear alguna técnica especial o aparato que te lo diga.  

EL MASAJISTA A DOMICILIO CACHONDO

Hay mucho mito y tabue en el mundo de los masajes y mucha gente suele confundir el masaje con un masaje erótico.

Los que nos dedicamos al mundo del masaje estamos hartos de que nos soliciten muchas veces servicios con final feliz.

Y sí, todos los masajes tienen final feliz, excepto si te lo hace el masajista torturador.

Muchos mitos sobre el quiromasaje y el masaje erótico vienen dados por masajistas “profesionales” que se dejan llevar con el masaje y sus manos tocan partes del cuerpo que éticamente no entran dentro del masaje.

Cada uno que haga lo que quiera, faltaría más. 

Para detectar al masajista cachondo vigila que solo sus manos sean las que tocan tu cuerpo, o sus brazos, pero no dejes que te roce con sus piernas, o que ponga las manos donde no debe.

Suelen ser muy cautelosos y algunos poseen un don especial, pero para eso que se dediquen al masaje erótico.

Vigila sus manos, por que si te toca un masajista cachondo y manco a la vez imagina donde puede tener la otra mano….

Y para terminar…

EL MASAJISTA QUE NO TIENE NI PUTA IDEA

Cuando busco masajista a domicilio flipo con lo que me encuentro, he buscado por miles de sitios, incluso en empresas con renombre que llevan años haciendo masajes a domicilio en Barcelona y desde luego que la experiencia no ha sido buena.

He buscado por páginas de anuncios, he mirado por webs, redes sociales, por empresas de profesionales que supuestamente saben hacer masajes y nada…

Aún no he encontrado lo que busco.

Busco masajista a domicilio que sepa atenderme como realmente me merezco y que no me engañe ni intente colármela.

Por culpa de este tipo de “profesionales” mi profesión se ve manchada y gracias también a este tipos de masajistas, cuando la gente prueba mis manos no me dejan escapar.

Entonces agradecerles por todo lo que me han enseñado, porque gracias a ellos he mejorado en mi trato con mis clientes y así mejorar mi servicio de masaje a domicilio.

Por lo que si buscas un masajista en Barcelona aquí estoy,  si algún día hago algo de lo que hace alguno de estos masajistas me retiro del masaje. 

Te puede interesar:

 

Juanpadiem

Masajista en Barcelona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.